Generales Escuchar artículo

Filtran documentos internos sobre el comportamiento del perro de Joe Biden en la Casa Blanca: mordió a 24 agentes

Desde hace varios meses, ...

Desde hace varios meses, Commander, el perro del presidente Joe Biden, ya no está en la Casa Blanca. La noticia la dio a conocer un portavoz de la primera dama, Jill Biden, en octubre del año pasado. Sin embargo, recientemente trascendió que, según documentos publicados, el animal mordió al personal del Servicio Secreto de Estados Unidos al menos 24 veces.

El pastor alemán llegó a la sede del Poder Ejecutivo siendo un cachorro, cuando Biden asumió la presidencia del país en 2021. Hasta el momento, se desconoce dónde fue enviado. Según informó un portavoz de la primera dama, Commander fue un regalo del hermano del presidente, James Biden, y de su cuñada Sara Biden.

De acuerdo con documentos a los que CNN tuvo acceso por medio de un pedido en el marco de la Ley de Libertad de Información, se reveló hasta qué punto la situación se había convertido en un problema grave en el lugar de trabajo para cientos de empleados que prestaban servicios en la Casa Blanca y cómo los trabajadores cambiaron sus hábitos para evitar resultar herido por la mascota.

“Las recientes mordeduras de perro nos han desafiado a ajustar nuestras tácticas operativas cuando Commander está presente. Por favor, denle mucho espacio”, escribió a su equipo un agente especial asistente anónimo a cargo de la División de Protección Presidencial del Servicio Secreto en un correo electrónico fechado en junio de 2023, donde advirtió que los agentes “deben ser creativos para garantizar su propia seguridad personal”.

Dicha advertencia se produjo meses antes de que Commander fuese sacado de la Casa Blanca. De acuerdo con la revisión de más de 400 páginas de documentos por parte del medio estadounidense, se desprenden detalles de las medidas que el personal del Servicio Secreto tuvo que poner en práctica para evitar incidentes con el perro.

Del análisis también se desprendió que en octubre de 2022, un técnico del Servicio Secreto, que permanece en el anonimato, describió un incidente y dijo que estaba “preocupado por el comportamiento de la mascota de la familia”, al mismo tiempo que advirtió que “algo peor podría pasarle a otros”.

Entre los sucesos informados se incluyeron miembros de la división uniformada del Servicio Secreto, miembros del equipo de protección del presidente y otros funcionarios del Servicio Secreto. Los incidentes ocurrieron dentro y fuera de la Casa Blanca, así como en las propiedades que la familia Biden tiene en Wilmington y Rehoboth Beach, Delaware; en Camp David y en Nantucket, Massachusetts, donde suelen festejar el feriado por el Día de Acción de Gracias.

Por otra parte, una fuente cercana a la familia contó al medio que los Biden se sentían “horrible” por la serie de incidentes de mordidas de Commander. “Están desconsolados por esto. Pidieron disculpas a los que fueron lesionados y llevaron flores a algunos. Se sienten horrible. Commander siempre fue sobreprotector y, aunque intentaron y trataron de trabajar en ello, tuvieron que llevarlo vivir con otros miembros de su familia”, sostuvo la fuente.

En varias ocasiones, los Biden intentaron controlar la situación en la Casa Blanca, pero los incidentes comenzaron en octubre de 2022 y no cesaron durante un año, momento en que decidieron llevarlo a otro lugar.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/estados-unidos/filtran-documentos-internos-sobre-el-comportamiento-del-perro-de-joe-biden-en-la-casa-blanca-mordio-nid22022024/

Comentarios
Volver arriba